jueves, 12 de diciembre de 2013

CARTITA A PAPÁ NOEL: Relato de una utopía

Cada año, a esta altura, a través de mi blog propongo a mis lectores que olviden por un momento que son adultos racionales y se permitan escribir su cartita a Papá Noel. Algunos lo intentaron, otros fueron más osados y pudieron perder sus inhibiciones (ésas de las que nos suele investir la adultez) y hay quienes no se atrevieron a escribir una sola palabra por temor al ridículo.
Fueron varias las propuestas a lo largo de estos años: pedidos alocados, pedidos sensatos y de imposible realización.
Para esta navidad mi propuesta está abierta. Pueden elegir regalos altruistas y loables como la paz mundial; materialistas e interesados, como una casa o un viaje; de "ciencia ficción", como un novio decente; o bien de realización imposible, como el equipo de teletransportación que una vez Julia se animó a pedir. Pero por favor no dejen de participar!!! No en facebook, sino aquí, en el blog, para que quede el registro y no se pierda en el ciberespacio con el transcurso del tiempo.
En mi caso, habiendo intentado pedidos imposibles, posibles y remotos, este año me atreveré a soñar EN FORMA!!
Intento esta cartita, a ver si Papá Noel se apiada y me la hace realidad:

Querido Papá Noel,
Sé que no te he tratado muy bien que digamos en los últimos años. Pero tendrás que comprenderme. No sé cómo te las arreglarás con tus kilos de más en medio del calor de diciembre en este puto hemisferio, pero a mí me pegaba MAL. Debo reconocer que con 86 kgs. más, comiendo nueces y budines para navidad y sudando la gota gorda con este calor sofocante, no tenía demasiada onda como para bancarme que año a año me hicieras la pera con mi lista de deseos, que por otra parte no eran tan descabellados... ¿o sí?
En fin... este año considero que me he portado bastante bien, que hice los deberes y al fin logré ocuparme de mí misma (algo que no hice por años!!) así que creo que algún regalito merezco, ¿no te parece?
Y bue... voy a ser atrevida. Quiero atreverme a soñar y soñar EN GRANDE porque la esperanza es lo último que se pierde, ¿no?
Veamos cómo te puedo explicar lo que pretendo...
Quiero despertar una mañana y encontrar que el clima de Santa Fe cambió por completo. Que ya no hace este calor y esta humedad inmunda y pegajosa, sino que los días son templados y agradables durante todo el año, porque nos hemos reconciliado con el planeta (al fin aprendimos a cuidarlo!!) y todo vuelve a ser como antes, respirándose un aire limpio y puro, con lluvias cuando hacen falta y sin alertas meteorológicas de temporales infames, con precipitaciones de bigornias de punta!


Quiero desayunar y hacer zapping en una televisión educativa y constructiva, donde cada canal tenga su propia orientación y no sea una réplica del discurso oficial. Quiero ver periodistas que hagan honor a su profesión, jugándose por sus convicciones y sosteniendo sus propias opiniones (sin defender a capa y espada las ideas ajenas que no comparten, por el solo hecho de responder a los intereses de quienes pongan más plata encima). Y quiero ver creatividad HECHA EN (no MADE IN) Argentina, que cuenta con tanta gente talentosa que no tiene posibilidades de mostrar su arte y desarrollar su creatividad en un medio de comunicación masiva.
Quiero tener que esforzarme para recordar cómo eran las caras de Tinelli, Marley, Rial o Susana Giménez. Y poder contar a las generaciones venideras cómo fue erradicada de la pantalla esa "televisión basura", realities y shows de chismes inmundos que nos atontaban para no ver la realidad ni poder apreciar la calidad de un programa bien hechito.
Quiero detenerme en un noticiero que también muestre buenas noticias, que enseñe que hay personas que hacen las cosas bien, que hay quienes la reman a diario para levantar este país, que a la par de otros,  existen hechos que reconfortan el alma!!


  Y también quiero ver policiales, que muestren entre rejas a todos los aprovechadores, coimeros, vendepatrias que durante años saquearon el país dejándolo en ruinas. Los que se enriquecieron a costa de las miserias humanas. Quiero verlos en jaulas (no en celdas VIP), trabajando gratuitamente hasta devolver todo lo que llevaron y nunca regresaron.
Quiero ver el reparto de los bienes de todos los que se llenaban la boca hablando de socialismo e ideas de igualdad, mientras exportaban fondos al exterior.
Quiero ver en las noticias a nuestros aborígenes, siendo nuevamente propietarios de sus tierras y gozando de servicios de salud y educación, conservando su propia cultura y sus raíces intactas.
Y finalmente también quiero ver noticias internacionales: Último momento!!! Europa (la "madre patria") devuelve todo el oro y plata que extrajo durante años de estas lejanas tierras; y así las  víctimas del saqueo, países sudamericanos injustamente empobrecidos, logran saldar todas las deudas, externas e internas; ya que una vez que dejaron de tener esos vampiros prendidos a las yugulares, pudieron emerger nuevamente, sanos y vigorosos!
  
Quiero abrir las ventanas y disfrutar de los macetones con flores que adornan mi casa y nada tienen que envidiar a los de los vecinos, porque todos se ocupan de plantar árboles y flores en sus veredas. Y nadie los toca ni los arranca!! Sólo los admiran, porque tenemos conciencia que la ciudad es de todos y que en nosotros también está cuidarla y embellecerla.
Quiero ver mi vereda limpia y despejada, porque nadie arroja un solo papel al piso ni deposita basura en una vereda que no sea la propia. Que los recolectores de residuos hagan cada noche su trabajo, en forma correcta y ordenada; y nadie se atreva a sacar bolsas en un horario que no sea el indicado.
Tampoco hay personas revolviendo la basura. Sólo encargados de procesarla y reciclarla. Los caballos están donde deben estar y ya no hay carros recorriendo la ciudad.

Quiero sacar el auto y que conducir por la ciudad sea un verdadero placer. Que se acaben los "daltónicos ocasionales" y los colores de los semáforos sean respetados. Que el peatón sea el primero que reciba respeto al cruzar una calle y no un detonador automático del acelerador.
 
Quiero ver personas que se respeten, que respeten las normas de tránsito (que también están establecidas para reglar la convivencia) y la vida del otro.
¿Puteadas? ya no existen. No salen porque no son necesarias cuando todo está en orden y hay cordialidad.
Quiero detenerme en una esquina y esperar pacientemente que me habilite el semáforo, sin manos que insistentemente golpeen mis ventanillas, ni prepotentes que me mojen los parabrisas sin pedir que los laven.
¿Dónde están esas personas? ¿Acaso desaparecieron?
No, los chicos están donde corresponde: en la escuela!! y los adultos aprendiendo un oficio o laburando, para volver a construir una Patria grande a través del esfuerzo y el trabajo conjunto.
¿Drogas? ¿Vandalismo?... ya no existen!!! Todos están demasiado ocupados como para pensar en eso. Estudiando, trabajando, luchando por progresar. Porque recuperamos la dignidad, la ambición de tener algo por medios propios y renació el sueño de ver al país crecer, con el empuje y trabajo de todos los que no estamos aquí por casualidad, sino porque tenemos un verdadero sentido de pertenencia a estas tierras.
Tampoco hay animales abandonados en las calles porque todos tomamos conciencia de que son seres vivos que necesitan cuidados y atención. Aquéllos que vagaban sueltos fueron adoptados y ahora viven confortablemente con familias, que entendieron que la raza es sólo una industria y la marca Pichichus podrá resultar menos agradable a la vista (si se quiere) pero redunda en calidad del amor por brindar.
Quiero ver a las personas respetarse independientemente del tamaño, raza, ideología o creencias; por el solo hecho de ser personas y nada más.
 
  Quiero llegar a Tribunales y descubrir que desaparecieron los relojes de control de personal. Pero no por un ataque de bondad de la Corte Suprema, sino porque ya no hacen falta. La puntualidad dejó de ser un trastorno obsesivo de pocos para convertirse en parte del respeto hacia todos; y se sabe que quien llega tarde no es por ser canchero, sino porque se le presentó algún obstáculo insalvable que le impidió llegar a tiempo.
Quiero ver sólo gente de carrera, que empezó desde abajo y supo ganar su lugar a fuerza de trabajo y perseverancia. Quiero un Poder Judicial en el que se haya erradicado definitivamente el amiguismo, el "vaginismo" o la devolución de favores. Que quien ocupe un lugar allí sea por amor a la justicia y no por vocación a llenar sus bolsillos.
Quiero que desaparezcan las colas para trámites e informes, reflejo de ineptitud y desorganización. Que las reglas sean la puntualidad, el buen trato y el respeto.
Que siempre tengamos presente que podemos terminar usando los zapatos del otro.
Finalmente (para no agobiarte) quiero un país en el que viejos y chicos puedan dedicarse a lo suyo: los primeros a descansar y disfrutar tras una vida de trabajo; los últimos a jugar y aprender, para enfrentar con valentía lo que venga.
 
Resumiendo (si no querés leer todo el resto), quiero pedirte un PAÍS EN SERIO y que los seres humanos recuperemos el respeto por la individualidad del otro, por la naturaleza y por la convivencia en paz; que perdimos en algún momento de esta loca carrera hacia ningún lado en que nos embarcamos.
Si me concedés esto, no te pediré nada más. Estaré hecha de por vida!! (y unos cuantos también lo estarán junto a mí)
Me despido con el cariño de siempre de esta nena grande, un poco cabrona, que sigue creyendo en vos.

9 comentarios:

  1. ¡Un mundo perfecto donde no tendrías trabajo en Tribunales!!! ¡Por lo menos, que las cosas vayan mejorando y no al revés!!! ¡Qué se cumplan tus deseos!!! ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese mundo perfecto sólo llegarían a Tribunales los casos realmente importantes, en los que un juez debe decidir y no las boludeces en que muchos de mis colegas suelen embarcar a sus clientes, enredando hechos y chicaneando todo el tiempo!!
      Espero tu cartita, Angélica!!!!

      Eliminar
  2. Cary!!! Muy linda tu cartita, y triste a la vez porque retratás todo aquello en lo que fallamos como Nación, y también como personas. ¿Será que Papá Noel podrá con tanto?
    Bien.. Vos hiciste un pedido completamente altruista... yo voy a hacer mi pedido, bastante diferente... Este año voy a ser egoísta!!!

    Querido Papá Noel:

    Este año, milagrosamente, me he portado bastante bien, creo que con los años voy apaciguando mi espíritu loco, y pendenciero, dejando lugar a una tranquilidad diferente. Este año me acuesto temprano, y me levanto temprano… Debo mencionar un pequeño desliz… Para el día del amigo, mis amigas me llevaron a ver un show de esos en que varios chicos con poca ropa bailan a un grupo de mujeres hambrientas!!! Igual, no lo disfruté como en otro momento lo hubiese hecho, así que creo que estoy perdonada… Fuera de ese día, no salí en todo el año, y no me mandé ningún moco importante, por lo que creo que merezco que me escuches.
    Quiero salud para mi hija, para mis viejos, y fundamentalmente para mi hermana, quiero que esa enfermedad puta desaparezca del mundo.
    Quiero para mis viejos, la tercera edad que se merecen. Quiero que puedan disfrutar de tantos años de laburo, que viajen, que disfruten de la familia y del estar juntos. Quiero que desaparezcan todos los fantasmas de las lacras que los rodean y que los vivieron durante tantos años. Quiero que sean dueños de lo suyo y que ya nadie viva a sus costillas. Quiero paz para ellos, y que puedan disfrutar de sus nietas que les dibujan día a día una sonrisa enorme en la cara.
    Quiero también que algo suceda al padre de mi hija... No pido una muerte tras una larga agonía, ni un accidente... quiero un milagro navideño que lo haga cambiar... o un accidente navideño que le produzca amnesia definitiva, o que se encuentre alguna mina que se lo lleve lejos, o que se lo lleven los alienígenas al espacio exterior (Con un cartel de "No retornable", obvio), o que se olvide de nosotras y no venga más... QUIERO QUE SE COMPRE UNA VIDA Y QUE ME DEJE VIVIR LA MÍA!!!
    Quiero... Quiero que me paguen toooodo lo que me deben!!! Pero cuando digo todo, reclamo hasta las deudas de aquellos chantas que me clavaron hace años!!! (Creo que podría comprarme un auto sumando y actualizando todo!!!) Quiero que este año no se hagan los pelotudos, me paguen y no me peleen cinco o diez pesos... quiero que me paguen lo que vale mi trabajo... Papá Noel... podrás hacer que la gente no sea taaaan rata??? Por otro lado, también quisiera que mi trabajo sea parejo los doce meses del año... No quiero tres meses muertos, y tres meses de locura total!!! quiero que sea constante!!!
    Quiero algo para mí... Quiero no estar sola. Quiero rehacer mi vida, formar una pareja, quiero estar bien y tener con quien compartir cada momento de mi vida. Quiero alguien que quiera a mi hija como un padre, que me cuide, que me ayude, que camine por la vida a mi lado. Y no quiero a cualquiera... Quiero a "ESA" persona, que ya está en mi vida, y que tácitamente me acompaña día a día... Quiero que se decida de una vez... Quiero que deje de lado la timidez, y que despida a los fantasmas del pasado, para decidirse a vivir el presente.
    ¿Es mucho, Papá Noel? Si no podés con todo eso... al menos ayudame con el sueño de la casa propia... Que también será bienvenida!!! Jajaja y el teletransportador lo pediría… pero para Reyes!!!

    Lu!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lu por ser la primera que se atrevió a escribir su cartita!!! y comparto toooodos los ítems! en especial lo vinculado a la salud y el dinero y por supuesto el AMOR!!! Pidamos un amor para el que necesita vida propia y otro para vos... che, qué indeciso este muchacho!!!!!!!!!!
      Besos!

      Eliminar
  3. Vamos, Papá Noel, que no creo en tu existencia, ni en la de los Reyes, ni me pinta pedirle nunca nada a cualquier dios.
    Me banco solita mis errores y dolores y disfruto mis logros y alegrías, que son muy míos.
    Soy tan pedante como humilde, egoísta y generosa.
    Solidaria y, sobre todo, agradecida: Jamás he olvidado a quienes, alguna vez, me ayudaron.
    No le cobro a nadie sus bajezas o sus traiciones pero tampoco olvido. Según un dicho árabe, soy de las que se sientan a la puerta de su casa a esperar ver pasar el cadáver de sus enemigos, aunque no sea literalmente. Ni siquiera lo de enemigo.
    Me importan más los demás que mi propio cuerpo, así ando por la vida diciendo siempre que sí aunque no tenga ganas de hacer lo que me piden.
    ¿Por qué empezar hablando de mí si Cary pidió una cartita con deseos para vos?
    Porque hay sólo dos cosas que no he podido lograr en las últimas décadas: volver a tocar el piano y dejar de fumar. Algunos años de terapia fueron inútiles para ambas.
    Ya que Cary se mandó semejante “cartaza”, podría decir que en nombre de la humanidad y me siento identificada con ella, creo que ha llegado el momento, por primera vez, de pedir algo para mí:
    Papá Noel, quiero ver cumplido esos dos deseos. Sí al piano y no al cigarrillo.
    De todas maneras, vos y yo sabemos que, en el fondo, voy a tener que lograrlos yo solita.
    Pero estuvo lindo poder charlar con vos.
    Un abrazo.
    Lucy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo pude dejar un poco la comida, hay esperanzas para vos con el cigarrillo, Lucy!!!!
      Con el piano estamos iguales... también estudié por años piano, me recibí dos veces de maestra (en distintos conservatorios) y el piano sigue mudo en un rincón. Supongo que mi madre compartirá ese deseo con vos, ya que quiere volver a escuchar su sonido. Y yo no puedo ni sentarme a tocar una sola tecla!!!!
      Creo que también he adquirido algo de eso de sentarme a ver pasar el cadáver de mis enemigos. Paciencia, que el universo mismo se encarga de "devolver".
      Que tus deseos se hagan realidad!! y gracias por tu cartita!!!!!!!!!

      Eliminar
  4. No debo ser reiterativa con los pedidos. Ustedes ya lo hicieron a Papá Noel, por mí. ¡Quiero agradecer por sobre todas las cosas! Mi vida no es perfecta pero soy feliz con lo que he logrado. Y me propongo que mi familia también lo sea, a pesar de todo. No es una tarea fácil pero, día a día, lucho por ello. Son muchas las dificultades, pero las alegrías también se suceden... ¡Feliz vida para todos! ¡Qué sea el amor que reine en nuestros corazones! No hay tiempo para perder en odiar a alguien. Cada cual recibiremos lo que nos merecemos... ¡Gracias por tu amistad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie tiene una vida perfecta, Angélica... sólo en el mundo ideal que planteo en mi carta podría existir un mundo perfecto. Por ahí sería muy aburrido!!
      Definitivamente, como dije a Lucy, todos recibimos de regreso lo que damos, así que no tenemos que move un dedo porque el mismo universo se encarga de hacerlo por nosotros.
      Buena suerte y feliz navidad!!!!!

      Eliminar
    2. ¡Sí sería muy aburrido!!! Gracias y felicidades!!!

      Eliminar