viernes, 21 de diciembre de 2012

EL ÚLTIMO DÍA: Y se vino "la fin del mundo"!!!!


Las predicciones mayas parecían tan lejanas, pero finalmente llegamos al 21/12/12... "LA FIN" DEL MUNDO!!!! Sí, porque por influencia de los feriados corridos de la Argentina nos fuimos del 12/12/12 al 21... ¿por qué?... para enganchar el feriado del 24 y el fin de semana largo!!!! ¿Qué otra explicación podría haber?
Más allá de las interpretaciones diversas que se ha dado a este presagio, yo tengo mi propia concepción de lo que fue 2012.
En mi caso definitivamente es EL FINAL DEL MUNDO tal como lo conocía, para dar paso a otra vida. No sé si mejor o peor, pero sí distinta.
Se terminó mi pequeño mundo de limitaciones, de negación, de vivir por otros y para otros... ese mundo tan chiquitito en que habitaba hace años, para dar espacio a la expansión de mi persona, que ya no necesita de kilos para ocupar más lugar ni de engullir para cubrir una insatisfacción sin fin.

Ese mundo diminuto en el que vivía, espiando por un agujerito el afuera, llegó a su fin. No sé si fue antes o a partir del 21, pero dejó de existir.
Si hago un balance de este "último año" fue altamente movilizador y muy intenso, con hechos que sucedieron en muy poco tiempo; tal es así que me costó mucho asimilarlos y digerirlos. Y por ahí me llevaron a tomar decisiones precipitadas porque no pude manejarlo de otra manera.
Año de cambios: cambio de imagen, de autoestima, de jefa y hasta de personas que trabajan para mí...
Me enfrenté al fin a mi propio dragón y llevo 7 meses de batalla, con un triunfo de 65 kilos bajados en esa lucha y con mucha energía para seguir peleando hasta derrotarlo definitivamente.
Comencé a ocuparme de mi propia vida, aunque esa decisión no agradara a todos los que estaban acostumbrados a la gorda bombero, que salía corriendo a apagar cuanto incendio se le cruzara (o no) por el camino.
Corté lazos, en algunos casos fue una decisión sana; en otros, muy doloroso pero necesario...
A la vez fortalecí vínculos con personas que siempre estuvieron a mi lado y otras nuevas que demostraron ser de buena madera.
Volví a cumplir el sueño de un viaje compartido con mis amigas del alma, que fueron días inolvidables.
Una nueva personita se sumó a nuestras vidas y hoy me llena de felicidad ser una tía abuela bis; lo que también sirvió para darme cuenta que esa necesidad biológica femenina tan fuerte como la maternidad, se puede satisfacer de distintas maneras y que en ocasiones las cosas que se nos niegan tienen su porqué.
No todo fue idílico y en el último mes llegó ese accidente absurdo en el que me vi involucrada sin comerla ni beberla, que demuestra cómo nuestras vidas pueden cambiar en una fracción de segundo. Seguramente algo tengo que aprender de ese suceso tan lamentable; por el momento todo es gris y sombrío y muy injusto!!!, aunque rescato el apoyo inesperado de muchas personas.
En fin, 2012 tiene un saldo más positivo que negativo. No fue un año estable, sino efervescente y agitado que arrasó con muchas cosas pero también trayendo otras nuevas.
En lo que a mí respecta, la profecía maya está cumplida. Y si hoy tuviera que partir de este mundo creo que podría hacerlo en paz y morir tranquila, porque "la fin del mundo" me encuentra BIEN VIVA!!!!!!!