jueves, 14 de junio de 2012

LA MALDICIÓN DEL SIGLO XXI: los telemarketers y afines


El ciático volvió a atacar a traición y me obligó a estar parada durante dos días. Hasta que le ofrecí pelea al muy cretino y volví a trabajar a pesar del dolor.
Anoche tuve una noche pésima. De ésas en que dormir cuesta tanto que llegás a desear que al fin suene el despertador y termine esa agonía!
No encontraba posición; boca arriba sentía que me hundía en la cama, boca abajo imposible por mi delantera, de costado derecho pegaba tirones el desgraciáu y de costado izquierdo me dolían las cervicales. Al fin me levanté y fui al baño, en pata. Mala idea porque estaba orinando plácidamente cuando sentí algo más frío que el mosaico debajo de mis pies: líquido!!... buscando qué cañería perdía me doy cuenta que no era agua sino pis!!!!... Y bingo!! Con dolor de cintura y secador en mano, limpiando el piso a las 4 de la mañana!!!

De mal humor, con sueño y dolor fui a la oficina. Aguanté estoicamente las 6 horas de la mañana con una sola idea fija: descansar a la siesta!! y volver a trabajar por la tarde.
En principio mis planes marcharon bien: almorcé temprano, lavé platos y limpié la cocina y para las 2 de la tarde enfilaba para el dormitorio cuando veo un papelito en el buzón.
No pude resistir la curiosidad de saber qué era y abrí el compartimiento... la factura del teléfono!!!!
Podría haberla dejado cerrada y continuar con mis planes "gaturros", pero no... tenía que abrirla, justo para estallar al ver el importe: $314,85!!!!!
¿¿¿Cuánto me estaban cobrando el puto internet??? Revisé el detalle y con asombro vi que mi consumo telefónico no pasaba de los $27... el resto era internet!!!
Como para contribuir a mi ataque de hipertensión, alegremente acompañaban un folleto en el que se leía "Regalale a papá Arnet 6 Megas Wifi + Arnet Móvil... $110"!!!!!!
Mi velocidad es sólo de 3 megas y pago 280 pesos?????
Sentí que la mostaza me subía desde el último de los dedos del pie hasta la cabeza, echando humo por la nariz tipo toro embravecido!!!!
Marqué el 0800-555-LLAMAQUETECAGAMOS de Arnet y curiosamente al segundo ring me atendió un ser humano. "Éste es mi día", pensé y conté al Fulano que me atendió mi problemita. Muy amablemente me dijo "aguarde que verificaré unos datos".
Y ahí empezó esa música inmunda de quenas o algún instrumento pedorro de viento, medio tanguera, medio Lito Vitale, intercalada por momentos por una voz de mujer locutora de FM que decía alguna pelotudez del tipo: "Todos nuestros representantes están ocupados. Gracias por aguardar. Lo atenderemos a la brevedad".
Y ahí comenzó mi calvario...
13;40 hs.- Tras 10 minutos de espera, se cortó!!!!!!!
13:41 hs.- Vuelvo a marcar. Esta vez la perra comunicación no enganchó de inmediato y tuve que bancarme una rato las quenas hasta que una chica respondió. Vuelvo a explicar el tema. Me dice que va a ver qué promociones hay. Acto seguido, después de haberme pedido uno y mil datos, me indica otro número al que tengo que llamar por no sé qué poronga. Cuelgo.
13:50 hs.- Llamo nuevamente. Después de un rato de musiquita me atiende otra mina (ahora comienzo a anotar nombres). Dice que no es el sector adecuado y señala que el camino correcto es opción 2 y luego opción 1.
14:00 hs.- Marco nuevamente el 0800-etc., luego opción 2 y después la 1 y... siguen las opciones!!!!!! Encima vieron que nunca se encuentra la opción buscada porque tienen un modo de denominar cada trámite que sólo ellos pueden adivinar qué gestiones se hacen en cada número. Elijo intuitivamente y doy con una mujer con voz de la empleada pública de Gasalla.
14:08 hs.- Todo marcha sobre ruedas y la mina dice que me va a cambiar mi viejo internet 3 megas por el 6 megas... hasta que le digo que quiero la promoción. Por promociones hay que llamar a otro interno!!!!!! (comienzo a calentarme)
La Sra. Gasalla me pasa con otro interno. Escucho las quenas hasta lo inevitable: se corta!
14:15 hs.- Vuelvo a llamar. Me atiende un hombre. Nuevamente explico todo. Me dice que no estoy comunicada con el interno indicado, que tengo que llamar al 112!! y elegir la opción 3.
14:20 hs.- Llamo al 112. La musiquita ya me está molestando... MUCHO!! Me atiende una mina. Vuelve a decirme que no es el número correcto y que me tiene que pasar con un interno. Le grito como poseída!!! Le pregunto por qué opción elegir por si acaso se corta. Me responde que no me puede dar ningún número porque sólo ellos me pueden pasar internamente. Comienza la musiquita otra vez... y el "gracias por esperar".
14:32 hs.- Desquiciada por la espera comienzo a insultar a la grabación: "síiiiii, no tengo nada que hacer, por eso estoy escuchando esta música de mierdaaaaaaaaa"... "esto es un abusoooo"... "la reputa madre que los parió!!"... "¡qué indefensión!"... "¡qué impotenciaaaaaaa!" Al fin me atiende una mujer. Cuando abro la boca para comenzar otra vez con mi disco rayado... se corta!!!!!!!!!!!!
14:40 hs.- Nueva llamada, llego hasta un ser humano y ahí me dice que no tengo que llamar al 112 sino al 0800-LACONDETUHERMANA de Arnet!!!!!!!!!!!
14:55 hs.- Llamo otra vez. Tras diez minutos de música pedorra, con 210-150 de presión y echando humo por las orejas, alguien atiende... y se termina la batería de mi teléfono inalámbrico!!!!!!!!!!!
Tengo ganas de salir en un arranque de locura, armada hasta los dientes y comenzar a disparar u..n ametralladora contra todas las amebas de Arnet y Telecom; y triturar sus pequeños boxes con mis propias manos!!!
Tras un rosario de insultos que abarcaron desde el turco que privatizó hasta el último ordenanza que barre una oficina de Arnet, miré el reloj: las 3 de la tarde. No sólo había logrado NADA con relación a mi servicio, sino que tampoco había podido descansar!!
LOS ODIO. Juro que odio a todo ser que atienda el teléfono en un box: llámese telemarketer, ameba de mesa de ayuda, servicio técnico o lo que sea.
En Finlandia seguramente las cosas son diferentes y ni siquiera hay espera... porque no hay reclamos!!
¿Ustedes no están hartos de hablar con aparatos?... ¿no les  darían martillazos a las teclas del teléfono cuando tienen que elegir opciones?... ¿no los repudre no tener un ser humano real en quien descargar nuestra frustración?... es así, la maldición del siglo XXI: la incomunicación en la era de la comunicación!