lunes, 2 de julio de 2012

EL CUMPLEAÑOS DE SILVIA, un símbolo del reencuentro


Conocí a Silvia cuando tenía 5 años y me pasaron a primer grado para que dejara de fastidiar a mis maestras de jardincito con el latiguillo "me aburro" (sí, nunca fui de las que dibujan y hacen artesanías... ni siquiera de chiquita!!)
Tengo poco registro de esa época, pero mi primer recuerdo está vinculado a Silvia y mi maravillosa maestra de primer grado: la "señorita" Reneé.
Estábamos escribiendo en nuestras mesitas y mi pequeña amiga sostenía que mi L mayúscula era una S, por el firulete que le hacía al dibujarla. Y a mí me daba una rabia!! Hasta que vino Reneé y con la santa paciencia explicó que mi forma de hacer la letra L también era correcta.

A pesar de la discusión de las letras, siempre me pareció una de las nenas más dulces que conocí y de las mejores compañeras de juegos y aventuras.
Fuimos juntas a la escuela hasta que en 5to. grado me quedé en el turno mañana y ella por la tarde.
Más tarde nos llegó la adolescencia y nos separamos por ir a cursos diferentes.
Nunca nos peleamos ni distanciamos, pero por esas cosas de la vida Silvia se casó muy joven, yo seguí estudiando, me mudé a otra ciudad y perdimos el contacto.
Mucho se dice en contra de las relaciones cibernéticas, de facebook y el mail, del chat y el twitter. Pero sería la tecnología la que nos volvería a juntar.
Hacía poco que había creado mi facebook y tenía muy pocos amigos, tomando siempre el recaudo de sólo aceptar invitaciones de amigos o conocidos... cuando llegó una solicitud de amistad de una tal Silvia.
No reconocía el apellido (jamás me detuve a pensar en su apellido de casada!!) y la foto de perfil  estaba tomada de lejos, por lo que tampoco reconocía a la pareja que aparecía en un paisaje de montañas.
Dejé en standby la solicitud hasta que ella me envió la aclaración vía mensaje privado.
¡Era Silvia!... qué gran sorpresa me llevé!! Hacía más de 20 años que no sabía de ella.
Así comenzamos a compartir fotos, opiniones, chistes, historias de vida, hasta que un día otra de aquellas compañeras de primaria propuso "vamos a vernos".
Confieso que me dio un poco de temor ese reencuentro. Porque ¿quiénes éramos después de 20 años?... dos completas extrañas!! 
¿De qué podríamos hablar? ¿qué podríamos tener en común?
Además, me daba un poco de vergüenza mi aspecto físico después de tantos años...
Pero fue más fuerte el deseo de reunirnos y fijamos fecha para el 2 de julio de 2010, el cumpleaños de Silvia. Serían también de la partida, las melli y Marina, a quien tampoco había visto por muchos años, excepto por un almuerzo de reencuentro de compañeros de secundaria.

¡Qué nervios tenía para la ocasión!... pero apenas nos vimos fue mágico. Y nos fundimos en un abrazo que acercó tantos años de alejamiento involuntario. Como si el tiempo nunca hubiera pasado y volviéramos a ser aquellas dos petisitas rubias que después de discutir por la colita de la L, salían juntas a jugar en el recreo como si nada hubiera pasado.
Y los temas no faltaron... no alcanzó la noche para que nos pusiéramos al día!! Y las cinco juramos repetir el encuentro. Y lo cumplimos!! Una y otra vez, mes a mes desde hace dos años!!

No pudimos compartir el viaje de egresados, pero pudimos concretar el sueño de hacer un viaje juntas. Y cuatro de nosotras olvidaron por unos días el estado civil, las obligaciones, los hijos, los compromisos y como adolescentes partimos hacia Cariló, para vivir algunos de los días más felices y divertidos de nuestras vidas.
Hoy, Silvia, es tu cumpleaños, y con esa fecha no puedo evitar rememorar aquel reencuentro, aquel día en que el tiempo se detuvo y luego volvimos al futuro, reconstruyendo una amistad que sólo estaba en estado de "Pausa".
No me creo ambiciosa si pienso que esta vez es para siempre. Porque el afecto sincero no tiene fecha de vencimiento.
Hoy quiero desearte MUY FELIZ CUMPLEAÑOS y agradecerte por aquella iniciativa de conectarte conmigo, que nos permitió retomar esta amistad maravillosa que me llena de alegría y me conecta con los sentimientos y afectos de la infancia.
Brindo (con Coca Zero, pero lo hago!) por nuestra amistad y porque ese tremendo grupo que llamamos "DE TERAPIA OCHENTOSA" que construimos junto a Mariela, Fabi, Angélica, Marina y Alejandra, se sostenga por muuuuchos años más!!!
Porque en estos dos años de "sesiones" nos pasaron cosas lindas, horribles, fabulosas, otras no tanto... pero las supimos pilotear juntas y todas crecimos más allá de la edad.
¡Te quiero mucho, rubia camorrera!... ¡Hasta la próxima sesión!

3 comentarios:

  1. ¡Qué lindo regalo para Silvia! ¡Muy emotivo! ¡Me encantó lo de rubia camorrera!!! JEJE. Ya pasaron dos años y parece ayer que nos volvimos a juntar para seguir unidas por mucho tiempo más... ¡Simplemente muy hermoso! ¡Gracias por recordarlo!!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. POR DIOS!!!!!!!!!!!!!!! Esto es mucho Cary!!!!!Es el regalo mas bonito que me podias hacer(y eso que me hiciste regalos preciosos) Desde que empecé a leer,empecé a llorar!!!! El episodio de la L no lo recuerdo,pero seguramente fue asi,era bastante "olfa" con la seño Reneé. jajaja Como decís vos,la vida nos separó,pero nunca nos peleamos!! Confieso que yo también tenia temor al reencuentro,pero fue lo mas maravilloso que me paso en estos últimos años...ese abrazo que nos dimos,lo recuerdo y se me pone la piel de gallina(y soy de boca)jaja.Y el viaje...que puedo decir de eso,no me alcanzan las palabras.Para mi fue una prueba muy importante,y te lo dije en su momento,era mi primer viaje sola después del viaje de septimo grado!!!Nunca me habia separado de mi familia,y fue una experiencia inolvidable,que trataremos de repetir!!!!
    Yo tambien brindo por nuestra amistad,y que no se corte!!!!Te quiero mucho!!!! Y nuevamente GRACIAS!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Medio tarde respondo.
    No es mucho, Silvia. Creo que la vida es demasiado corta como para guardarse cosas. A las personas que queremos tenemos que decirle lo que sentimos en tiempo y forma antes que sea demasiado tarde!!
    Me encantó ver a la bostera con piel de gallina ja ja ja
    Desde luego repetiremos ese viaje inolvidable!!! Este año y el próximo y el próximo, hasta que salgamos en tours del PAMI!!
    Besos a las dos!!

    ResponderEliminar