domingo, 24 de julio de 2011

SE ME CAYÓ EL SISTEMA... nervioso!!!!

El viernes comprobé que es más fácil que me haga puta a que alguna vez en la vida me vaya a dedicar a la gestoría.
Odio hacer trámites. Lo detesto!!! Más aún cuando las instituciones u organismos ante los cuales hay que presentarse parecen ensañarse con la víctima del trámite, retorciendo a más no poder todo lo que pueda ser simple y llano.
El viernes amanecí contenta, ya que iba a concretar la reserva hotelera del viaje que compartiríamos con tres de mis amigas ochentosas a Cariló. Lamentablemente el día se iría complicando a niveles extremos hasta provocar la caída de mi sistema... nervioso!!!
Tenía que hacer el depósito de la seña ese día, ya que de lo contrario caía la reserva y por consiguiente la tarifa promocional con la que viajaríamos.
Desde la oficina pensé que sería más simple realizar una transferencia por cajero automático que tener que llegar hasta el centro y hacer cola en el HSBC para depositar el dinero.
Por supuesto que me equivocaba...

Bajé hasta el cajero automático de tribunales munida de toooodos los datos necesarios para hacer la transferencia y comencé a realizar la operación. Primero CBU, después CUIT, después detalles de la cuenta... muy simple!!... luego el monto... y el mensaje: "la cuenta no está habilitada para hacer la operación".
Con bronca repetí todo el proceso para llegar al mismo resultado.
Hirviendo de rabia crucé hasta el Nuevo Banco de Santa Fe.
Creo que esa entidad bancaria es la segunda más inepta, desorganizada y despelotada de toda la Argentina. Sólo superada por el Banco Nación, que son campeones en ineptitud.
A mi humilde criterio habría que dinamitar las sedes de estas nobles instituciones y ararlas boca abajo!!!!!
Dos cajeros hay en la entrada. En ninguno de los dos pude concretar la transferencia. Pero esta vez el mensaje era distinto: "no se puede realizar la operación".
Ahí comenzó mi calvario... al buscar asesoramiento!!
No sé si ustedes conocerán la Sucursal Tribunales del NBSF. Es como una sucursal del infierno!!
Para empezar, llena de abogados!, lo que ya podría considerarse suficiente elenco como para protagonizar una película de terror.
Pero además es caótica. 
Una semana te atienden abajo y a abogados arriba. La próxima es al revés.
Un día tu trámite lo hacen en los escritorios del fondo. Al día siguiente, en los de la entrada.
Hoy están habilitadas las cajas de abajo para tu trámite... mañana, las de arriba!!
En medio de eso, el pobre cliente traga colas interminables en lugares que no corresponden!!!
Si te tienen que atender en los escritorios podés envejecer tranquila porque los clientes atendidos echan raíces en las sillas (¿o será que siempre me tocan delante los trámites complicados?) y los empleados atienden el teléfono (celular, obvio!), pasean, conversan y boludean ante las miradas atónitas de los que estamos en la dulce espera.
Pregunté apenas entré quién se encargaba de transferencias. La empleada me miró como si le hubiera preguntado quién hacía sexo oral en la oficina, para después pasarme a los escritorios de adelante (Sí, otra regla del Banco de Santa Fe: si vas a los escritorios de adelante, era en los de atrás; si comenzás por los del fondo, eran los de la entrada; si vas abajo era arriba y si subís, te hacen bajar)
En el escritorio del frente había tres personas esperando. Dos estaban juntas, así que eran dos turnos para dos escritorios en los que estaban atendiendo.
No puedo decirles cuánto esperé y ni se movía la cola. Uno de los que esperaba delante de mí se fue!!! y aún así seguía demorando.
Por las dudas pregunté a una de las empleadas si ahí se encargaban de transferencias. Muy fresca me respondió que se hacía por cajero automático.
Sí, dije tratando de no asesinarla, ya lo sé... pero el cajero no lee mi tarjeta.
Hace meses que tengo inconvenientes con la puta tarjeta de débito. Como se desmagnetizó, así como por arte de magia, a la semana de haberla recibido, no me permite extraer dinero a menos que lo haga en tribunales. Pero puedo realizar compras, pagar impuestos, sacar saldos, etc.
Teniendo presente que al pedir una nueva inhabilitan ésta, no quise pedirla para no quedarme 2 meses sin tarjeta (remito a mi post http://lacrisisdelos40.blogspot.com/2010/01/historias-de-burocracia-quiero-vivir-en.html) y así quedé con esta tarjeta medio fallada.
La empleada me dio un tip para hacer un nuevo intento y volví al cajero. Cola... ingreso de todos los numeritos... idéntico mensaje.
Volví a la cola eterna (que había crecido) y la empleada (la boluda que me hizo perder mi lugar) me dijo que la esperara que juntas iríamos al cajero automático.
¿Perdón?... ¿qué soy? ¿una idiota infradotada que no sabe hacer un trámite por cajero automático?
Mi turno nunca llegó y la empleada terminó sacándose el lazo de encima mandándome a hablar con el Contador.
Por suerte ahí no había cola. Sólo tuve que esperar que terminara de pegar unos sobres que parecían importantísimos!! (cuestión de vida o muerte)
Me atendió muy correctamente y... me llevó nuevamente a los cajeros automáticos!!!!!!!!!!!!!
Creo que ahí comenzó a subir mi presión...
Hicimos nueva cola para esperar el cajero, toooodo el procedimiento otra vez y mismo mensaje!!
Ahí me comunica "la nueva": "Va a tener que hacer una nueva tarjeta".
Ajá, respondo yo... pero la transferencia la necesito HOY.
Ahí pasa a explicarme que ellos ya no pueden hacer como antes transferencias a través del sistema porque están bloqueadas.
A lo que siguió mi pregunta obvia: ¿y cómo hacen una transferencia de alguien que perdió su tarjeta?
El responde lo OBVIO: "Pedimos el desbloqueo".
Bingoooooooooooo!!!! ¿No puede hacerme un desbloqueo?
Y entonces vino la segunda frase matadora del NBSF: "Es que hoy no vino la persona que lo hace; ¿podrá Ud. venir el lunes?"
Reprimiendo mis ansias desmedidas de atacarlo prendiéndome a su yugular, respondí calma: "No, no puedo. Hoy sí o sí tengo que hacerla".
Responde: "ah, bueno, pase por aquí que yo la hago".
¿Perdón?... ¿No era que no la sabías hacer? GRRRRRRRRRRRRRRRRR
Ahí empezó una nueva parte del vía crucis.
Con decepción (porque supongo que tenía la ilusión de que me faltara algo y me fuera) comprobó que yo tenía todos los datos necesarios para la transferencia y pidió además mi DNI (que también tenía).
Me dijo que sacara número y esperara en los escritorios del fondo, que apenas él desbloqueara la posibilidad de realizar transferencias, uno de los empleados me llamaría y lo haría por sistema.
Suena simple ¿no?... pero no se equivoquen!! Nada es simple en el NBSF!!!!
Saqué número, el 43... iban por el 38 con una única empleada atendiendo y esa tranquilidad pasmosa con que estos sujetos responden consultas.
¿¿¿Por qué será que todas las colas son siempre más rápidas que la propia???
Cuando estaban llamando al 42, veo que el contador entrega a un empleado mi documento de funda roja (fácilmente identificable) y me indica que él me atenderá.
Llamaron al 43 pero yo ya estaba tranquila, hasta que comenzó el sarandeo...
El muchachito pasó rumbo a la Gerencia, entonces yo dije "claro, necesita la autorización del gerente y todo terminará", pero lo único que veía es a los dos frente a una pantalla con cara de estar leyendo apuntes de física nuclear.
Cuando salió de la oficina y se sentó en su computadora me levanté del asiento: ahora sí estaría listo, una impresión, una firma y transferencia realizada!! Pues no, no sólo no me dirigió una sola palabra sino que perdí la silla y a partir de ahí tuve que esperar de pie.
Mi documento rojo volvió con el gerente, después fue con el Contador, después a otro escritorio, después volvió con el gerente... Sesenta y ocho llamó la empleada tortuga... y ahí me dí cuenta que habían pasado 25 personas después de mi número!!!!!
En eso me cruzo con la primera empleada y me pregunta si había concretado el trámite. Ofreció acompañarme al cajero automático.
¿¿¿PARA QUÉ???... ¿ME VIERON CARA DE IMBÉCIL QUE NO SABE LEER EL MENSAJE DEL CAJERO AUTOMÁTICO?
Con ánimo de sacármela de encima le respondo que ya lo había intentado 4 veces y estaban tramitando el desbloqueo para hacer una transferencia por sistema;  además ya ni siquiera tenía los datos para probar.
Pues ella, que debe haber estado aburrida de atender gente en su escritorio, consiguió mis papeles y junto al otro empleado (el itinerante) me obligaron a ir nuevamente a los cajeros del frente!!!!!!!!!!!!!
Otra vez la cola, otra vez los números, otra vez el mismo mensaje.
¿¿¿Se convencieron???, pregunté al borde del ataque de nervios!!!!!!
Volví a mi lugarcito de pie entre tanto abogado, empleado ineficiente y gente con cara de culo, y después de un buen rato apareció el joven empleado a devolverme el DNI. El trámite había concluido.
Creí que iba a saltar de la alegría!!!!!
No habían pasado ni 5 minutos de las buenas noticias cuando apareció otra vez el empleado: "¿me permitís el documento?... jo jo jo... lo tuve hasta ahora y no le saqué fotocopias!!"
Revolví en mi bolso con ganas de meterle a él la cabeza adentro y obligarlo a buscarlo con los dientes, y entregué el DNI, volviendo a la espera.
Finalmente, el empleado, el contador y la empleada que después de llamar al 70 ya no tenía más gente, comenzaron a intentar (entre tres) realizar la transferencia on line.
No conseguían hacerlo y mi paciencia ya había descendido al último callo del último dedo del pie.
Al borde del colapso nervioso observé como pedían instrucciones por teléfono, hasta que al fin uno de ellos exclamó: "Te dije que no tenías que poner el cero adelante!!"
Toda esa espera absurda había sido por un CERO... encima un CERO A LA IZQUIERDA!!! Esto demuestra que las matemáticas no son ciencias exactas: un cero a la izquierda sí tiene valor!!!... vale 2 horas de mi precioso tiempo!!!!!!!!!!!!
Al fin pude firmar el puto papel de la transferencia y terminar un trámite individual de 5 minutos, en 2 horas asesorada por más de 4 personas (2 empleados, 1 contador y 1 gerente... no incluyo el asesoramiento telefónico ni cibernético porque desconozco cuántas fueron las personas involucradas)
DETESTO EL NUEVO BANCO DE SANTA FE!!!!!!!!!!... para la próxima iré personalmente a hacer el depósito... por ahí,  demoro menos.

3 comentarios:

  1. EXCELENTE!!!!!!!!! NO PARE DE REIRME HASTA DESCOMPONERME Y CON LENI ACUSANDOME DE LOCA JAJAJJA AYYY CARY ME PARECE QUE VOS TE OLVIDAS DE QUE VIVIS EN ARGENTINA. NO SOLO EL BANCO ESTE ES INEFICIENTE, A MI ME PASO CON IAPOS QUE FUI A BUSCAR ORDENES Y EL CHICO SE IBA PORQUE NO SE SENTIA BIEN, EL UNICO EMPLEADO EN LA SEDE PARA TODO GALVEZ....EL VIERNES FUI A SACAR UNA ORDEN Y HABIA UN CARTEL...EL LUNES CERRADO...LE PREGUNTE HAY PARO?...NO, ME DIJO EL CHICO, ESTOY EN LAS MESAS DE LAS ELECCIONES Y ME PREGUNTO ESTO ES UNA ESCUELA? QUE VERGUENZA QUE ESTEMOS TAN DESPROTEJIDOS Y COMO ESE MILES DE EJEMPLOS. COMPARTO CON VOS QUE ES MAS FACIL HACERSE PROSTITUTA QUE REALIZAR UN TRAMITE CON LA FACILIDAD QUE TENDRIA QUE TENER....GRACIAS POR HACERME REIR...BESOS!!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenísimo!!! ¡Me hubiera encantado que nos contaras en la última reunión porque estabas aún con el sistema nervioso caído!!! JAJAJA
    Por suerte o quién sabe qué, pudiste hacer la transferencia y en unos meses estarás gozando de un viaje que seguro será espectacular!!! Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Cari!!! yo tambien fui vìctima en reiteradas oportunidades de la ineptitud de los especìmenes que trabajan en ese lugar: LO CONSIGUIERON!!! YO NO VOY MAS!!! SALVO QUE PUEDA HACERLO SOLA POR CAJERO. IMBÈCILES DE MIERDA Y PAGOS JAJAJA TE QUEREMOS BESOS A LOS TRES Y SUPER BUEN VIAJE !!!
    Josefina

    ResponderEliminar