martes, 18 de enero de 2011

Ay, qué poquito queda!!!!


El 2010 pasó volando y aunque me cueste creerlo, estoy a sólo tres días de cumplir los 41.
¿Cómo cazzo llegué a esto?... yo, que siempre fui la más chica de la familia, hoy soy una triste cuarentona!!!!!
Sonará patético pero en muchas cosas me sigo sintiendo chiquita, como si las cosas me superaran y aún tuviera la secreta esperanza de que alguien se haga cargo de mí y tome las decisiones que no me gustan; o bien enfrente las circunstancias que como adulta me tocan vivir.
Claro que eso dura lo que un pedo en una canasta, ya que basta ver esas bolsas abultadas debajo de los ojos marchitos de cuarentona para darme cuenta que el tiempo sí transcurrió y ya no soy lo que solía ser.
¿Qué me quedó pendiente en estos años?
Tantas cosas que no me alcanzaría la vida para escribirlas!!! Pero indudablemente hay sueños que tenía y ya no tengo, otros que cumplí y otros que sigo manteniendo y esperando algún día hacer realidad.
Entre los primeros está el sueño de casarme de blanco y por iglesia... varias utopías en las que ya no creo.
¿Me imaginan a mí vestida de merengue?... una especie de bahiana ebria, tratando de hacer equilibrio en inmaculados zapatitos blancos de raso, con florcitas en el pelo, mientras los invisibles que las sujetan resbalarían de tanto transpirar a causa de mis putas hormonas. No, no way!!
Y por iglesia!!! De sólo pensar en el cursillo me dan náuseas... con esas clases teóricas sobre la importancia del matrimonio, la procreación responsable, cómo sólo hay que tener sexo para procrear y en lo posible hacerlo de rodillas sobre granos de maíz!!... no vaya a ser que se nos ocurra gozar en el trámite y nos convirtamos en pecadores...
Y la ceremonia... larga, como todas las ceremonias religiosas... para terminar en el fatal asentimiento de aceptar al esposo en la enfermedad, en las malas y hasta que la muerte nos separe. Creo que ahí, aún con los zapatitos de raso, saldría huyendo por el pasillo principal hasta alcanzar la libertad.
No, el matrimonio no es para mí. Sólo pensar en un mismo hombre para toda la vida, con sus chinches, su mugre y su presencia por toda MI casa, me causa ataques de pánico!!
Otro de los sueños que tenía y prescribió era el de ser maestra jardinera.
A ver, aclaremos algo. Me gustan los chicos... propios!! eso de tener una manada de borregos caprichosos concentrados en un mismo lugar no es para mí. Pude pensar que lo era pero ya no. Definitivamente!! Y ni hablar de todas esas manualidades absurdas que las pobres maestras se ven obligadas a hacer. Si no sé cómo agarrar una tijera, ¿cómo diablos podría recortar, pegar y hacer algo con una forma decente que los niños comprendieran?
Pasando a la segunda categoría, tengo muchos sueños que realicé: varios amores, un ramillete de amigos, una carrera que terminé, viajes que concreté, una casa propia, un auto hecho a mi medida, un trabajo que me gusta...
Y por último los más penosos. Son los sueños que siempre tuve y no pude hacer realidad...
El más importante, el de ser mamá. Creo que es la causa número 1 de que me deprima tanto cumplir los 41. Porque sé que estoy a un paso de la fecha de vencimiento de mi capacidad maternal y eso me amarga la vida!!
Pero bueno, es un sueño que no he concretado AÚN. Tal vez en este año que decidí adoptar la filosofía "todo me chupa un egg" y quiera atacar a traición al 2011, lo sorprenda y pueda robarle una alegría y no quedarme con la ilusión.

4 comentarios:

  1. MUY BUENO CARY, COMO SIEMPRE....ME HACES REIR PERO TAMBIEN ME HACER PENSAR LO QUE YO LOGRE EN ESTE AÑO QUE SE ME ESTA YENDO....EN FIN..CREO SON MAS LAS MEJORES COSAS QUE NOS PASARON QUE LAS PEORES....EN MI CASO CADA DIA ME SIENTO MAS FELIZ, VIVO LA VIDA COMO LA SIENTO Y TODO LLEGA EN SU MOMENTO. ESTE AÑO EMPEZO CON UN NUEVO AMOR EN MI VIDA Y ME SORPRENDIO..MI HIJO COMIENZA UNA CARRERA UNIVERSITARIA ..UYYYY QUE VIEJA JAJAJAJ....SEGUIMOS LAS OCHENTOSAS FIRMES Y CADA DIA MAS AMIGAS...QUE MAS PODEMOS PEDIR.... SEGUI CON LA ACTITUD DE NO ESPERAR NADA Y VAS A VER QUE LAS COSAS SUCEDEN ..BESOS CARY!!!!

    ResponderEliminar
  2. Dejate de joder con las fechas de vencimiento!!!! Parecemos yogures, por favor!!!! La mejor amiga de mi mama tuvo su primer hija a los 48 y el segundo a los 50. Si siempre lo quisiste, concretalo de alguna manera!! HACELO SI O SI (no se si por medio de fertilizacion, machilongo presente o adoptando o lo que fuere). Y pensa que 41 a uno lo parece mucho pero no lo es, queda demasiado por delante!!!
    Te lo dice alguien que esta por cumplir 24....
    Besos
    La oveja loca

    ResponderEliminar
  3. ¡No lo dudes!!! ¡Si tan grande es tu deseo de ser madre, ponelo en primer lugar en la lista de las cosas por realizar!!! La semana pasada tuve el gusto de conocer a una sra. de 79 años que estaba cuidando a su esposo de la misma edad, en el sanatorio, que estaba feliz por poder disfrutar de su único nieto de cinco meses... Hice cuentas y deduje que fue mamá a los 46 años, porque su hijo ya estaba por cumplir los 34!!! Y hablando y hablando, me contó que tuvo 3 embarazos con cesáreas incluidas, fallidas... Finalmente adoptó un muchacho que hoy es la razón de su felicidad...

    ResponderEliminar
  4. Tardeeeeeeeee voy respondiendo mensajes. Y no, no somos yogures, pero nuestra biología sí tiene una fecha de vencimiento y a los 40 comienza a sonar la alarma!!! Además, tener un chico a los 40 es complicado por la misma criaturita que a los 20 tendrá una madre de 60!
    Ojalá pudiera adoptar, pero antes tengo que solucionar un problema que es elemental para poder bancarme una maternidad "normal" y es una cuestión de peso!!!!!
    Gracias, chicas, por participar!!

    ResponderEliminar