viernes, 3 de septiembre de 2010

UN AÑO SABÁTICO: qué buen chiste!!

Con la lengua afuera y los pelos erizados llegué a fines del 2009. Entonces sólo tenía un sueño: un año sabático. Bah, sabático a medias, porque trabajar tengo que seguir trabajando para sostenerme, pero al menos pensé por un año dejar las actividades extracurriculares para dedicarme sólo a hacer lo que me guste.
No más cursos, conferencias, congresos para mí en el 2010.
Lo que no imaginé es que me esperaba un año tan difícil y desgastante como éste!!!!!!!
Tuve la mala pata de meterme con lo que mi psicóloga llama "la maldición gitana" ("que te entren albañiles en tu casa") y no salí de ahí desde enero.
Broncas, decepciones, temores, inseguridades, fueron la moneda corriente de este año "sabático".
Tal es así que llegué a añorar el horroroso 2009 y mi paso por la "locademia" de fotografía!!
El instituto trucho... los desacuerdos... las promesas incumplidas... algunos compañeros bien forritos... las clases de práctica de las 3 de la tarde en los veranos santafesinos... la asfixiante salita de revelado... los kilométricos trabajos prácticos y ese hartazgo sin fin!!!!
Pero también viví episodios muy divertidos...
Como aquel día que una de las chicas hablaba con el auricular y el manos libres del celular y el mayor de mis compañeritos le respondía como si estuviera hablando con él... así, diez minutos, hasta que ella le dijo que no estaba hablando con él!!!
O el susto que me di en el parque Sud cuando había olvidado dónde había dejado a Carola y no la podía encontrar!!! Creí que me la habían robado!
Pero sin duda el momento top de mis estudios de fotografía fue cuando salí a hacer fotos nocturnas. Una de mis paradas era la Costanera Este y, si bien el lugar era muy pintoresco, estaba bastante desolado y no me hacía mucha gracia estar ahí sola con mi cámara y trípode prestados.
Recorrí la Costanera de punta a punta y elegí detenerme detrás de un auto. La presencia de otro ser humano me garantizaba seguridad. Así que apagué el motor y las luces y después de tomar mis bártulos comencé a bajar del auto, cuando se me ocurrió echar un vistazo al auto estacionado.
Una minita levantó la cabeza al verse descubierta... ahí caí en la cuenta de que había interrumpido tremendo pete en pleno paseo de la Costanera!!!!!!!!
Decidí volver al auto cuando cierto cliente (un funcionario besuquero) apareció de la nada (como siempre aparece) y me saludó... con un beso, por supuesto!
Yo sólo quería irme y él me daba charla... que el curso, que las fotos, que los prácticos, que el tribunal. Quería que la tierra se abriera y me tragara ahí mismo!!! Caminaba hacia el auto y él me seguía mientras continuaba hablando.
Al fin logré subir a bordo y huir de ahí, pegando la acelerada del siglo!! (creo que hasta dejé marcadas las huellas de los neumáticos en el pavimento)
Lo que me lleva a la conclusión de que todo, absolutamente todo puede verse cómico cuando se toma distancia. Hay humor en cada hecho de la vida. Y sé que hasta este horroroso "año sabático" será glorioso y gracioso cuando lo recuerde el año próximo.
¿Y ustedes qué me dicen?... ¿hubo en sus vidas episodios dolorosos o insoportables que a la distancia perdieron su dramatismo?

5 comentarios:

  1. ¡Sin duda es más difícil estar pasando hechos desagrables que recordarlos a la distancia, en forma graciosa!!!
    ¡Muchos hechos así me han sucedido, pero finalmente forman parte de la larga lista de anécdotas que he vivido!!!
    Los exámenes en el profesorado, las cirugías que he soportado, etc., etc., etc., todas y cada una de esas situaciones forman parte de mi pasado que ya he podido superar... Con los años uno aprende a tomarse las cosas con más calma y prudencia... y sobre todo, tratando de reír más y compartir buenos momentos con aquellos que nos hacen muy bien!!!

    ResponderEliminar
  2. HACE FALTA QUE TE CUENTE LOS EPISODIOS MALOS O AMARGOS DE MI VIDA?????? YA FUE Y AHORA A ESPERAR LO MEJOR Y ES CIERTO QUE LO QUE HOY TE PONE MAL , MAÑANA TE REIS O LO VES COMO ALGO QUE PASO NADA MAS.....SEGURO CUANDO CULMINES LA OBRA TE SENTIRAS TAN FORTALECIDA DE PASAR ESA PRUEBA!!!!

    ResponderEliminar
  3. No se trata de malos o buenos momentos sino esa anecdota impagable y que debe ser escuchada ao vivo con las voces que my Queen pone y gestos, etc.... y adema ste falto describir el look!!! tiene mas detalles Cary, animate.
    Sandy

    ResponderEliminar
  4. Es mi anecdota preferida.....................................................genia total, es como site viera ahi....es mas, me la contaste en tu camioneta, creo que en el lugar del hecho jajajajaja. Mortal...Number One de tus anecdotas!

    ResponderEliminar
  5. No recuerdo más detalles, Sandy!! La vestimenta sí, me acuerdo que estaba con el chalequito de la locademia, porque tenía muchos bolsillos para poner los rollos (era fotografía analógica todavía)
    Y sí, Fabi, te lo conté en el lugar de los hechos, cuando fuimos a comer pizza a Triferto, esa noche de tormenta que se caía el mundo del diluvio!!!!!!
    No sé, Angélica, si aprenda algún día a tomarme las cosas con más calma... pero definitivamente creo que tengo la capacidad de hacerlas "tragicómicas" con el paso del tiempo.
    Ale, vos seguí guardando información, que en cualquier momento se larga el libro de tu historia!!!!
    Besos a todas y gracias por participar!!

    ResponderEliminar