jueves, 5 de agosto de 2010

EL TÚNEL DEL TIEMPO: ¿a qué edad regresarían?

En este último tiempo me pasaron cosas muy curiosas que me hacen tener sentimientos bastante  contradictorios.
Siempre renegué de mi pasado, y muy especialmente de mi adolescencia porque no lo disfruté mucho que digamos.
Primero porque en la adolescencia todo está muy desordenado, no sabemos quiénes somos ni hacia dónde vamos; ni siquiera qué queremos!
Y además porque fui gorda el ciclo completo y la sensación de ser el sapo de otro pozo me persiguió durante toda la secundaria, con la burla al acecho detrás de cada esquina y ciertos sueños y deseos escondidos para que nadie los notara.
Casi se podría decir que en la adolescencia no existí. Era un expectador que miraba todo desde afuera, sin terminar de atreverse a entrar.
Hoy vi una foto del aniversario del boliche en que aparecía y me dije "la pucha, ahí estaba!" (casualmente sólo salí en una foto entre la gente el año que había bajado millones de kgs. de peso) porque hasta el momento no me había reconocido en ninguno de los sucesos de mi adolescencia. Estaba en todos pero era invisible. Nadie sabía que yo existía.
Cuando surgió en Facebook el grupo de los galvenses ochentosos me entusiasmó la idea de poder volver a esos tiempos en que las chicas bailaban con los varones y la música se dejaba escuchar sin perforar los tímpanos ni romper la paciencia.
¿Por qué querer volver a los 80 si en esa década lo pasé tan mal?
Es una pregunta difícil de responder.
Tal vez para revivir el momento en que la mayor responsabilidad era aprobar materias y el problema más grande era que el chico que te gustaba no te diera pelota.
O tal vez quería encontrar a esa Cary adolescente; comprobar al fin si efectivamente había vivido entre todas esas personas y si había sido visible o permanecido oculta, como siempre pensé.
Y me encantó revivir momentos, tener una participación activa en algo tan exitoso como esta comunidad, ver fotos, ver comentarios... hasta que me dí cuenta que efectivamente estaba repitiendo la historia de mirar todo desde afuera.
Cuando se comenzó a hablar de una fiesta ochentosa confieso que me paralicé. Fundamentalmente porque hay cosas que no quiero volver a vivir. Noches de plancha, de burla, de sonreír como idiota sola mientras el resto de mis amigas habían salido a bailar... no! Prefiero pecar por cobarde pero disfrutar de la agradable tranquilidad que me da estar segura al teclado, detrás de una pantalla.
Si tuviera que elegir una edad a la cual volver, no sería precisamente los 15. Sin duda alguna me quedaría en los 30s.
Más segura de mí misma, con los pies bien plantados sobre la tierra, una carrera terminada, hombres para elegir... y como si fuera poco, con todo el tiempo del mundo para ser mamá de 2 o 3 hijos!! Sólo que entonces todavía creía como una boluda en el amor y el matrimonio, y esperando el hombre correcto se me pasó el cuarto de hora.
El sábado asistí a un cumpleaños de 15 y me sentí un fósil, porque además de ver que mis amigas ya tienen sus hijos criaditos y casi adultos, me di cuenta que ya no tengo resistencia física. Ni a la música, ni a la trasnoche, ni a las pendejadas. Soy una vieja chota que aún sueña con la maternidad!!!
Definitivamente volvería a los 30 para cerrar con candado la adolescencia y tener tiempo para empezar con esas etapas que si no se aprovechan a tiempo prescriben!!
¿Y ustedes?... si pudieran meterse en el túnel del tiempo y regresar al año que elijan, ¿adónde arrancarían  de nuevo para revivir esa edad con la madurez que adquirieron recién ahora?

4 comentarios:

  1. muy bueno cary este blog y profundo...en parte siento lo mismo que vos...nuestra adolescencia que se paso sin ver las maravillas de la edad y no disfrutarla...con los ochentosos surgen tantas sensaciones..recuerdos...amigos..frustaciones y te das cuenta que vivimos como podiamos vivir..esa edad tan dificil en que tenes que tomar decisiones importantes como el estudio y no sabes para donde ir...en el presente lo vivo con mi hijo que a punto de terminar su secundario esta inseguro de que hacer de su vida y lo entiendo...
    si tuviese la oportunidad de ir al tunel del tiempo seguramente volveria al año 1985 cuando sabia que el hombre que amaba era amor verdadero y no supe conquistarlo ...una tonta y no hice nada para acercarme...al menos hoy lo iria a buscar ajjaja....y con los años seguramente tomare el tunel para volver a los cuarenta y quedarme si pudiera...la etapa en que volvi a nacer de un letargo tan largo que gracias a dios desperte como una mujer segura y libre de elejir lo que me gusta y me hace bien...afrontar lo problemas con humor...
    seguramente cuando encuentre al amor de mi vida que vendra en algun momento, eligire quedarme en ese momento y en los momentos de felicidad de mis hijos....

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo ideal sería la vida al revés, como dijo Quino: que comience en la vejez y se vaya rejuveneciendo hasta morir en un buen orgasmo!! jaja
    Hay muchas cosas de las que no me arrepiento y otras tantas que quisiera poder revisar y corregir. Pero bueno, el túnel del tiempo aún no se inventó así que lo único que podemos hacer es vivir lo que elegimos y nos tocó en el reparto, del mejor modo posible!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué pregunta tan difícil!!! La verdad es que no tengo una respuesta inmediata... Cada etapa que viví tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas... Pero siempre rescato lo positivo de todas las situaciones. Cada cosa elegida fue causa y consecuencia de lo sucesivo... Ahora estoy feliz, disfrutando aún de la infancia de mis niños... Sé que los tiempos que vengan serán más difíciles y más si remaré contra la corriente en que está sumergida la "masa"... Así es la vida, llena de desafíos...
    Lo que sí cambiaría si pudiera es regresar al año 2002, precisamente el 04 de septiembre, que fue el día cuando se desencadenó el conflicto con mi hermano. Desde ese día hubiera actuado diferente, poniendo las cosas bien en claro con él y con mis padres. No me hubiera conformado con los sobornos de cariño de mi familia. Tal vez suene muy duro, pero es lo que siento ahora, en el presente. Si yo hubiese estado menos vulnerable, todo lo que siguió después no hubiera sucedido. En fin, tengo 41 y si la salud me acompaña, cuántas cosas más viviré!!! Les deseo todo lo mejor a todas y espero que disfruten de las pequeñas, pero gratificantes cosas de la vida. El pasado está pisado, pero nos marcará para siempre... Besos

    ResponderEliminar
  4. hola cari, respondiendo a la consigna... SIN DUDAS LA ADOLESCENCIA NOOOOOO!!! no fue la mejor època de mi vida.. a los veinti tampoco fue mucho mejor pero iba ascendiendo en conocimiento y empezaba a rumbear mi destino y despues de los treinta sin dudas todo mejorò, creo hoy que llegando a los cuarenta la cosa empieza a tomar otro color, basicamente me chupan dos ovarios y sigo haciendo lo que quiero.. total nadie va a vivir mi vida por mi.
    hace dos semanas fui invitada por mis compañeros de primaria para reunirnos este fin de semana jajaja por donde empiezo a contar jajajaj bue' tratarè de pasar la prueba lo mas elegante que pueda y el sàbado me reirè con el dolor de cabeza que me produce trasnochar.. besos gigantes a los tres
    Josefina

    ResponderEliminar