lunes, 26 de julio de 2010

LAS DELICIAS DE LA CONSTRUCCIÓN: parte 12398784 recargada!!

En el año 2006 hice una gran fiesta de cumpleaños de la que no me arrepiento porque fue como si mi sexto sentido me hubiera estado advirtiendo que no iba a tener fiesta de 40 y tenía que invertir mucho en mis 36.
Pero la organización fue absolutamente desgastante. No me molestó contratar los distintos servicios (es más, lo disfruté!) sino el trato con las personas: la indecisión de los invitados, organizarles hasta el traslado, las confirmaciones... fue agotador!!
Como decía un tío de mi papá (que a los 2 años seguía tomando la teta y no había podido porque habían tenido visitas toda la tarde): "estoy stufio de la yent" (algo así como que estaba podrido de la gente!)
Así fue como pedí a mi amiga Monikit (la única con la firmeza suficiente para hacerlo) que si alguna vez se me ocurría nuevamente hacer una fiesta similar, me agarrara a golpes de puño estilo Boxitracio hasta dejarme inconsciente y hacerme desistir.
No volví a hacer fiestas multitudinarias pero sí me metí en un baile de película!!: la reforma de mi casa. Y apenas comencé me dí cuenta que eso no sería para mí y mi corazón no podría resistir tanto.
Lo positivo, que siempre está presente como contrapartida, es que esta vez no tendré que pedirle ayuda a Monikit, porque solita me daré cachetazos hasta reaccionar, si es que algún día llego a tener nuevamente la demente idea de construir o reformar mi casa.
Durante los tres meses que llevamos en obras tuve mis broncas, pero las superé tratando de sobrevivir y llegar al ansiado día en que hasta el último rastro del paso de albañiles por mi casa hubiera desaparecido.
Lloré, reí, pataleé y me embronqué, pero seguí adelante a pesar de todo:
A pesar de no disponer más de mi casa;
A pesar de no tener más lavarropas;
A pesar de tener que vivir amontonada en un dormitorio;
A pesar de no tener más patio para mis perros y tener que sacarlos a hacer pis a la vereda a las 11 de la noche;
A pesar de tener mis muebles apilados y mis cosas en cajas;
A pesar de verme obligada a lavar los platos en la pileta del baño;
A pesar de estar llena de moretones de todo lo que hay en el paso y llevo por delante;
A pesar de las ausencias de mi arquitecta;
A pesar de la borrada del arquitecto;
A pesar de la tardanza del plomero y el carpintero;
A pesar de las pishatas de los albañiles en mi jardín;
Y a pesar de todas las plantas que destruyeron...
Lo banqué estoicamente. Les consta que me lo banqué!!!

Ayer con alegría despejé el último ambiente a refaccionar, amontonando aún más los muebles y enseres de cocina, cubriendo lo que quedaba con sábanas y manteles por el polvillo, esperando la caída del último muro.
Lo vi con nostalgia, lo fotografié y hasta lo publiqué en mi facebook como despedida a tantos años de servicios prestados...
Hoy caería la última pared. Después de eso, pulido de pisos, colocación del amoblamiento y detalles. Pero el final se anunciaba...
Organicé todo. Cambié el día que va a limpiar Karina, llamé a la persona que iba a retirar las aberturas que sacaran, etc. etc.
Esta mañana recibo sms de mi arquitecta diciendo que las puertas tenían un problema y tenían que llevarlas.
¿¿¿Perdón???... ¿qué problema tenían las puertas que recién 5 días después de colocadas lo advierten?
Estaba montando en cólera cuando veo que el mensaje sigue: "¿Rompemos igual?"
A ver, pedazo de idiota... esta pared se dejó en pie para que se terminara con las aberturas, se colocaran rejas y así, cuando derrumbaran esta última no quedar expuesta al frío y la inseguridad. Si esperamos 3 meses a que todo estuviera listo para derrumbarla, ¿qué le hace pensar que ahora (que se tienen que sacar las puertas) sí pueden hacerlo?
Y como aún soy una pobre pelotuda ingenua, pregunto: "¿y para cuándo calculan arreglar las puertas?" Porque (optimista) pensé que tal vez en un día estuvieran a punto y entonces no se justificaba demorar la demolición.
Con su tono alegre y desprejuiciado me responde "y, no te quiero mentir, posiblemente para el viernes".
Ahí empecé a sentir vértigo, la tierra me daba vueltas y sentía que era una pava de agua en ebullición... ¿¿¿UNA SEMANA MÁS LA OBRA PARADA??? porque esto es una cadena: si no colocan las aberturas, no derriban la pared, no pulen los pisos, no construyen el tabique para la heladera, no  colocan los muebles y NO TERMINAN!!!
Manoteé un sobre y al mejor estilo "panic attack" comencé a respirar dentro como si se tratara de una bolsa de papel,  mientras dos amigas presentes trataban (en vano)  de tranquilizarme.
Envío un sms explosivo (todo esto porque si llamo no me atiende el teléfono) y como respuesta recibo una disculpa y al pie una preguntita: "¿Rompemos o no la pared?"
¿¿¿Me está jodiendo??? Esperamos 3 meses a que las aberturas estuvieran puestas y ahora que no están me pregunta si rompemos?? A esta altura ya soltaba espuma por la boca...
Yo la mato, la maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaatoooooooooooooooo!!!!!!!!!!
Mi respuesta fue categórica y al mejor estilo de mi hermano respondiendo sms: NO.
Así que, mis queridos lectores, seguimos en obras, con la pared en pie, con la ineptitud y lentitud de siempre.
Calcularon 1 mes y medio de obra y llevamos 3. Cuando se habló nuevamente de la tardanza, me dieron 3 semanas (aclarando que el trabajo era de 15 días pero por las dudas se tiraban a 20) y ya vamos por la cuarta semana, a la que seguirá una quinta y por qué no una sexta!!
Lo cierto es que NUNCA, NEVER DE LOS NÉVERES del reino del JAMÁS volveré a meterme en una empresa como ésta. Y me atrevo a jurarlo por lo más preciado. Ustedes son mis testigos.
Y como decía un juez ya jubilado: gracias por permitirme la "catártasis".
Será justicia!

3 comentarios:

  1. Mi Dios!!! Haber sido testigo en vivo y en directo hace que este post sea bastante leve en comparacion a la reaccion en tiempo real que tuviste!!!! ayyyyyyyyy

    Ahora que destilaste ... estas mas tranquila?? Tantos cuchillos en las imagenes me estan asustando.. sobre todo porque si hay que darte una mano, yo te la doy!! jejejeje
    Tu arquitecta tiene cara de acero... de eso no hay dudas!! GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

    ResponderEliminar
  2. ayyyy cary!!!!!!!!!! la verdad que para construir hay que tener mucha templanza ademas de la plata jajaj ahora no te queda mas que aguantar y seguir adelante..es como cuando te casas jajajja deci que con la escritura depuras todos los nervios ..el asunto bravo a ser cuando la escritura la lleves a la realidad...todo mi apoyo y paciencia....besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Cary, lamento todo lo que está sucediendo y que por cierto, por ingenuidad o confianza, uno no se lo imagina! ¡Pero es muy cierto, que siempre que esté una obra en construcción marcha, todo lo planificado no sirve!!! En todos los casos, siempreeeeeeeeeeeeeeeeeee, hay demoras, hay contratiempos, hay imprevistos y hay explosiones nerviosas en las mujeres, que somos las que más padecemos esos cambios...
    Lamento no haberme conectado ayer. Estoy atravesando otro tipo de contratiempos, pero igualmentes al borde de un ataque de nervios...
    ¡Gracias a las amigas que estuvieron ahí para contener tu ira! ¡Menos mal, que la "catártasis" ayuda en algo! Besos y que logres estar mejor!!!

    ResponderEliminar