domingo, 11 de abril de 2010

NUESTRA ANASTASIA: LA ÚLTIMA PRINCESITA DE LA FAMILIA

Unos posts atrás escribí que estaba en deuda con dos personas a quienes tenía que homenajear. Así que imaginemos por un momento que es 13 de marzo, cumpleaños número 14 de Lucía!
Lucía fue la última princesa de la familia, como Anastasia en la dinastía rusa. La última nena de esa gran legión de criaturas que pobló nuestra familia entre los años 81 y 98.
Tal vez fuera a causa de mi cercanía con su mamá, o porque esta criatura tenía un ángel especial, que fue un amor a primera vista.


Es verdad que los chicos me fascinaban y siempre supe crear lazos con ellos, pero con Lucía era distinto. Pocas veces lo conté, pero siempre sentí una relación que venía desde más allá.
Creo en la reencarnación, así que no podía evitar que en otra vida podría haber sido mi madre o padre, mi hijo, mi hermana…
Dueña de una pachorra sin igual, a esta niñita angelical había que despertarla para comer; incluso tomando la teta se dormía!!
Ya estaba yo viviendo en Santa Fe y ansiaba mi regreso los sábados porque entonces podía buscarla temprano a la mañana y devolverla a su casa al mediodía o a la tarde.
Le encantaban esas excursiones y jugábamos tanto que siempre la llevaba dormida.
Inteligente y despierta como pocas, tenía una chispa y un encanto inusual que encantaba como el canto de la flauta a las serpientes.


Su vocabulario fue nutrido y completo desde el primer momento. Sabía como darse a entender, como el día en que perdió una gorrita roja que tenía una estampa de Tweety al frente y dijo: “ta te pe te te ta pa te te de pipí!!!”, con cara de sorpresa y preocupación y abriendo bien grandes sus enormes ojazos claros.
También tenía la picardía de zafar cuando las cosas se complicaban. Así, si había hecho alguna travesura o la estaban retando por alguna metida de pata, miraba hacia otro lado y con disimulo llamaba a mi perro juntando los deditos y buscándolo: “babáu… babáu!!”
No recuerdo cuántos rollos vacié disparándole fotos y más fotos. No habíamos entrado aún en la era digital y no me preocupaba demasiado cómo saldría cada toma, porque eras la más fotogénica de las personitas menudas de la familia.
Lucía no llegó al tiempo de los picnics del día del niño ni a los paseos de cuentos por Gálvez, donde solía cargar en el auto a todos los chicos de la familiar y les contaba historias acerca de las casas de la ciudad.
La última princesita era la más pequeña de la familia y por esto también tal vez me haya sentido tan identificada. Estaba en tiempos de jugar entre tantos adolescentes y adultos con otro tipo de entretenimientos.

Pero pronto dejó de ser la única, con el nacimiento de su hermanito Francisco.
Sabía que iba a sufrir de pasar de ser el centro del universo a tener que compartir su trono con alguien menor. Y efectivamente así lo demostró, cuando enfrentó a sus padres y les dijo que ella quería a su hermanito pero que no lo había pedido, que estaba bien con papá y mamá.
Convivimos durante dos meses y no te sentí como una huésped sino como un regreso a casa, algo que habíamos compartido sin duda alguna en otras vidas.
Sé del dolor que sufriste en tu primera escuela porque yo misma también lo experimenté (y ahora prometí no volver a mencionar); pero tuviste la valentía necesaria para superarlo y tener una vida normal y feliz.

Lucía: en un año cumplirás los 15 y sos toda una mujer, una hermosa mujer que tiene una vida increíble por delante!!

Lucía: quiero agradecerte por toda la dulzura, la ternura, las sonrisas y el cariño que me diste en todos estos años. No hay obsequio en el mundo que pueda igualar lo que me regalaste desde el mismo día en que naciste.

¡Feliz cumple Lu!... ¡¡¡te quiero mucho!!!

2 comentarios:

  1. ¡Tan hermosas como sinceras palabras, hacia Lucía!
    ¡Qué la vida las mantenga siempre unidas!

    ResponderEliminar
  2. Cary gracias por dedicarme tan lindas palabras, me hiciste llorar mucho y reir tambien! Gracias de verdad, TE QUIERO CON TODO MI CORAZÓN! Siempre voy a tener lindos recuerdos de vos... cuando me sacabas a dar vueltas, me sacabas fotos(gracias vos tengo miles de fotos),cuando iba a tu pileta en verano y por todos los momentos lindos que me pasamos! Nos vemos, un besote enorme. buena semana...Lucía

    ResponderEliminar