domingo, 31 de enero de 2010

REGRESO DE ¿VACACIONES?


Hoy es el último día de enero y por ende el último día de mis vacaciones laborales y como cada año llego al 31 con el último aliento, agotada y con los nervios a flor de piel, deseosa de volver a la locura laboral.
Tradicionalmente en mi vida enero es un mes de mierda. Siempre suceden cosas horribles y los últimos dos años no sólo he sentido eso sino que los sucesos increíblemente espantosos del primer mes del año me obligaron a posponer indefinidamente mi festejo cumpleañero.
No es precisamente un buen pronóstico para el año que recién comienza. En mi opinión, enero tendría que ser el último o penúltimo mes del año. Es preferible el broche de oro a un año atroz, antes que el preludio de un año de mierda!!
Este enero, ganó en muuuuchos cuerpos a los pasados porque es el peor que recuerde al menos en los últimos 10 años. Surtido, eso sí, porque hubo de todo: trabajo contable, un tumor canino, hemorragias varias, mucho calor, erisipela para mi madre, una fisurita para Catalina (con el consiguiente susto para nosotros), una acusación de haber arruinado vacaciones familiares, peleas con mi sobrino, decepciones varias, una temporada piletera arruinada por confiar en un producto, una hija canina mordisqueada en una pelea y no sigo por no aburrir.
A la par están los no, ya que no vi a la gente que quería visitar, no disfruté la pileta, no viajé, no festejé mi cumpleaños, no hice las limpiezas que hubiera querido en casa de mi mamá, no hice dieta, no agasajé a mis visitas como lo merecían, no leí todo lo que quería leer ni hice todo lo que planeaba hacer.
En conclusión: arranco así el 2010, con 40 años (todavía no digiero ese número), un mes maratónico y agotador y la lista de pendientes ya casi llena!!
Si me preguntan qué desearía como regalo de cumpleaños, yo quisiera vacaciones mentales. Sin ir muy lejos, ser una niña otra vez (no en edad ni en tamaño, sino en estilo de vida): tener todo el día disponible para hacer lo que quiera.
¿Dormir? Perfecto!!... hasta que me canse de estar en la cama.
¿Leer? Todos los libros que sea posible. Nada intelectual, sólo novelas, cuentos y aventuras.
¿Ver tele? Hasta que me canse de la programación de todos los canales y se me termine la pila de películas en dvd que nunca terminé de ver.
¿Comer? Si quiero almorzar postre de chocolinas, genial! Si hago de la pizza mi alimento básico, ok.
Que nadie me cuestione nada, que se apruebe todo lo que haga. Y si me mando alguna cagada, que simplemente pase al historial de travesuras y nada más.
Y lo que es mejor: quiero que por un mes alguien tome las demás decisiones por mí.

Contratar a un cuerpo de “decididores” con experiencia en resolución de problemas, que me indiquen siempre qué camino seguir e impidan que cualquier inconveniente llegue a mí. Sólo situaciones resueltas, ningún obstáculo. Por un mes…
Así y sólo así podría comenzar un año fantástico, descansada y libre, con optimismo y no como ahora… con resignación!!

3 comentarios:

  1. por fin de vuelta a casa...seguro tuviste un mes atareado y me consta....pero si la vida fuera todo lindo sin complicaciones que aburridas las pàsarias las vacaciones no? a mi me pasa como en esta semana que entra ...sola todo el dia en el negocio...a cargo de los niños...de la casa...de mi madre y no olvidarme por supuesto que el padre de los niños esta de vacaciones en varios lugares hace como un mes y ni pensar en viajar ni salir porque estoy atada de pies y manos ...sin contar que tengo cero pesos para un viaje...pero es asi..lo bueno siempre llega.
    mañana empezaras a disfrutar la vuelta al trabajo que si esta ausencia seria imposible volver a gusto. y no sientas culpas por no atender como vos queres a tus amigos...de mi parte no hace falta un mes del año para reunirnos o festejar algo...podemos charlar tranquilas en cualquier momento....
    feliz regreso y 40 es un lindo numero jajja...pensa que si cumplieras 50 estarias contenta con 40 y es la mejor edad para la mujer..lejos...!!!!! suerte!!!!besos!!!! ale

    ResponderEliminar
  2. ¡Feliz regreso al trabajo y al hogar!
    ¡Me apenó mucho todo lo que viviste este último mes! Por mi parte, enero fue un mes de mucho trajín con los chicos.
    En realidad es raro que tenga vacaciones y sobre todo como las que vos desearías tener. En unos días, si Dios quiere nos vamos a Carlos Paz y espero que sí pueda tenerlas sin obligaciones cotidianas y rutinarias.
    En mi hogar, enero trajo muchas enfermedades, desde escarlatina, otitis, anginas, conjuntivitis, estreñimientos varios y alergias. Y fue así durante todo el mes.
    Mi mamá cumplió sus 73 años y ni siquiera pudimos festejarlos por razones de fuerza mayor (desunión familiar irreversible).
    Esperemos que el mes de febrero sea más positivo para todos!!!
    Te mando un beso grande y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Uhh... por lo visto, 2010 vino cargado!!!
    Como dice una amiga pensemos que todo lo malo que podía pasar pasó en enero y que el resto del año será espectacular!!! (¿será?)

    ResponderEliminar