lunes, 11 de enero de 2010

HISTORIAS DE BUROCRACIA: Quiero vivir en un país en serio!!!

Antes de comenzar quiero aclarar que amo a mi país, que creo que es el mejor país del mundo, pero lamentablemente está lleno de argentinos!! Y así como hay argentinos honestos, que se parten el lomo trabajando, poniendo su granito de arena para que éste sea un buen lugar para vivir, también hay un alto porcentaje de chantas, vividores, coimeros y atorrantes que día a día destruyen el “sueño argentino”.
Estoy harta de la burocracia de este país, cansada (pero muy cansada) de que todo, hasta lo más simple se complique al punto de agotar tus fuerzas y perder las ganas de seguir luchando. Sí, amigos, te quitan las ganas, te chupan la energía… y poco a poco te van erosionando los sueños.
Podría enumerar hasta el cansancio situaciones vividas que colmaron mi paciencia, asuntos simples, fáciles de resolver, que se fueron enredando de una manera perversa y absurda. Pero voy a detenerme en mi última vivencia, que es lo que despertó mi furia y fue motivo de este post.
A principios de diciembre un cajero automático enganchó mi tarjeta de débito, despegando la banda codificada, lo que hizo que ésta quedara inutilizada oportunamente para las fiestas.
Después de largas colas logré solicitar al banco una nueva tarjeta que –aseguraron- llegaría a mi domicilio en diez días.
El 9 de diciembre debitaron de mi cuenta el importe de la nueva tarjeta (por supuesto, porque nosotros los clientes somos responsables del material de cuarta que utilizan en las mismas, ya que mi tarjeta tenía sólo 4 meses de expedida) y desde entonces no recibí noticia alguna.
Hoy llamo al 0800-inútiles del banco para preguntar qué había pasado y allí me informan que la empresa OCA había ido reiteradas veces a mi casa sin encontrar a nadie. Con asombro le pregunto cómo podía ser eso, si ni siquiera habían dejado un solo aviso de visita. Obviamente no encontraron explicación y me ofrecieron volver a pedir a OCA que la entregue.
En razón de mis horarios, directamente sugiero ir hasta la casa central de OCA a retirarla. Me responden que sí es factible y que luego tendría que ir al banco a pedir un blanqueo de PIN para comenzar a usar la tarjeta.
¿Me siguen? La cosa era fácil: OCA (para retirar tarjeta) --> Banco (blanqueo de PIN) --> feliz usuaria de tarjeta nueva.
Pero en Argentina las cosas no pueden ser tan simples…
Llego a OCA, explico la situación y consultan el sistema. No figuraba envío alguno a mi nombre, ni con mi DNI, ni con mi dirección, por lo que la empleada concluye que la pieza postal no estaba allí ni nunca había estado.
Perpleja ante esta revelación, voy al banco. Una hora de cola me llevó llegar hasta un ser humano porque tienen tal buena atención y predisposición, que hay tres empleados en escritorios que atienden de todo, mientras conversan por teléfono, miran la pantallita y mandan mensajitos de texto. Unos 20 a 30 minutos computé que aproximadamente les lleva atender a cada persona de la fila.
Cuando llego triunfante a un escritorio y me puedo sentar, el sistema no andaba!! (oh, los milagros de la informática!!!) por lo que empleada 1 tuvo que consultar a empleada 2 para ver si ella tenía sistema, lo que terminó en el escritorio de empleado 3 donde finalmente aparecieron los datos: mi tarjeta estaba en OCA.
¡No puede ser!, exclamo. ¡Si vengo de allá y me dicen que no la tienen! Ante mi insistencia me muestra la pantallita donde aparecía mi tarjeta en OCA y las tres visitas infructuosas a mi casa.

Ahora bien, todo lo que sale en "sistema" es palabra santa. Pero me pregunto, ¿qué se hace cuando dos sistemas arrojan resultados diferentes? ¿a cuál se le da la razón?
Pido que me imprima esa información y con los 50 grados de sensación térmica vuelvo a OCA, empapada de sudor y de bronca.
Ahora tengo número de pieza, por lo que no me pueden negar que haya existido. Y oh, como por arte de magia aparece ahora mi nombre y apellido en pantalla!!! Escucho un cantar de ángeles triunfantes en el ambiente.
Pero no, no eran ángeles sino sólo un canto de sirenas… aparentemente han hecho las tres visitas y al no encontrarme en mi domicilio, la tarjeta vuelve a Buenos Aires.
¿¿¿Por qué a Buenos Aires???, si se trata del Banco de Santa Fe, es OCA Santa Fe y yo estoy en Santa Fe??? La respuesta de la empleada no deja lugar a dudas: “porque todas las tarjetas vuelven a Buenos Aires”. ¿A qué?, me pregunto, ¿a ver el obelisco??
De más está reclamar por los avisos que nunca dejaron, por las visitas que no me consta que hicieron, etc. Ahora hay que pedir una nueva tarjeta!!!
Conclusión, ¿recuerdan los tres pasos que llevaría el trámite? No no no, en mi país los pasos son los siguientes:
OCA (tarjeta no está) --> Banco (tarjeta está en OCA) --> OCA (se hicieron 3 visitas sin hallar a nadie en casa) --> Buenos Aires (la tarjeta va de miniturismo) --> Banco (reclamar nueva tarjeta) --> Adivinación (cuándo supuestamente irán a casa por si no me encuentran) --> OCA (reclamar la tarjeta porque no sé si la enviaron o no, ya que no dejan avisos) … y el círculo infinitamente vuelve a comenzar como una cinta de Moebius.

Yo quiero vivir en un país en serio!!!!!!!!! En un país donde 1 + 1 sea siempre 2 (y no el resultado sugerido por el mejor postor), donde la educación, la solidaridad y la puntualidad sean moneda corriente y no la excepción a la regla.
Quiero un país en el que un médico, un maestro o un científico, ganen más que la trola de moda o un jugador de fútbol.
Quiero un país de igualdad de oportunidades y de acceso a jerarquía en virtud de los méritos y no de los contactos.
Quiero un país donde no me arrojen basura en la vereda (mis propios vecinos) y pueda poner plantines de flores en las ventanas sin que me los roben al día siguiente.
Quiero un país en el que el honrado y trabajador no sea el “boludo” sino el orgullo y legado para trasmitir de generación a generación.
Quiero… esperen, tocan el timbre.
¿Pueden creerlo? Eran los del correo Andreani, para traerme el PIN. Ahora tengo una clave para usar con una tarjeta que está en Buenos Aires. Increíble… ¿qué pensabas bisabuelo Mainrad cuando te viniste de Suiza?

Insisto: ¡¡¡¡¡¡¡quiero vivir en un país en serio!!!!!!!

7 comentarios:

  1. La historia de OCA y sus (no) visitas es más vieja que el minué en Buenos Aires también. Directamente no aparecen y te dicen que sí vinieron. Y si encima lo que te traen es uno de esos documentos (tipo pasaporte) que se tienen que entregar en mano en el domicilio, despedite. Te comés la cola en OCA para que después te digan que no te pueden entregar el documento, aunque les muestres el DNI, las impresiones digitales, y un ADN, ya que estamos, para probar que sos quien decís ser.
    Cada vez que mi hermana (que vive en Estados Unidos hace veinticinco años) nos escucha hablar (putear, más bien) al resto de la familia, no lo puede creer. Siempre me dice que nosotros nos comportamos como si no quisiéramos ganar plata. El banco teóricamente QUIERE que vos tengas una tarjeta durante las fiestas para que LA USES, que es el modo en el que ELLOS hacen negocios. Deberían facilitarte las cosas al extremo, porque a ELLOS les conviene. Pero no, total qué les importa perder clientes.
    Espero que tu tarjeta vuelva del miniturismo lo antes posible (ella o su reemplazo). Y no cuento mis últimas historias burocráticas porque me deprime.
    Mariana

    ResponderEliminar
  2. Ahora que lo mencionás, Mariana, es cierto lo de pasaportes y demás documentación.
    Recuerdo que un amigo hace tiempo esperaba la llegada de su pasaporte y como tanto él como su mujer trabajaban, tenían interés en ir directamente a retirarlos a OCA y les dijeron que eso era imposible, que NECESARIAMENTE OCA tenía que hacer las TRES visitas (aún sabiendo de antemano que ellos no estarían) y recién después de eso podían pasar por OCA central a retirarlo.
    ¿No es absurdo? Hacer ir a un empleado tres veces a una casa en la cual que de antemano saben que no habrá gente, dejar los tres avisos para que después del tercero y sólo ahí puedan retirarlo de la casa central???
    Sí, las delicias de vivir en la Argentina...

    ResponderEliminar
  3. me encanto y como lo escribiste cary jjaj y que razon tenes....lo vivi con mi hijo con unos compats que llegaron de afuera..quedaron barados en aduana y si no pagaba por cada bulto lo que requerian no te lo entregaban..a todo esto el comisionista viajo unas tres veces con papeles para firmar permisos..en fin salio batante carito ese pedido del nene....cosas que no se quien inventa.
    otra me paso con el divorcio jajajaj un tramite para casarte y con 100 pesos te casan....pero para separarte y se supone que tiene que ser un papel tambien....viajes y viajes con papeles que presento la abogada a tribues para que el juez firme sentencia de divorcio jaja y ni te digo el costo.....miles...un año tardo..en fin es asi y te amoldas vos a la burocracia o te infartas....suerte cary y toma las cosas con calma que ya pisas los cuarenta jajjaja
    besos..ale

    ResponderEliminar
  4. Hola Carina!!!
    ¡Entiendo tu ira!
    ¿Cuál es la novedad que vivimos en un país con una organización ineficiente?
    ¡Acompaño tus sentimientos!
    Cuando parece que las cosas están bien organizadas y libres de formalidades innecesarias, aparece alguien que las quiere eliminar!!!
    Entre tantas "burrocracias" hoy escuché una propia del país que tenemos: el reemplazante del Sr. Redrado del Bco. Nación es un economista que regresó del exterior y no tiene la más mínima noción de lo que está sucediendo con las reservas nacionales y todo lo referente al conflicto. ¿Cómo podemos tener un país en serio si nos aguantamos a semejantes gobernantes que deciden todo por decreto!!!
    No cuento mis experiencias porque agotarían al lector. En cambio me permito recordar ciertas anécdotas en las cuales la burocracia no cuenta y más en esta ciudad de Gálvez: he falsificados cientas de firmas en formularios y declaraciones juradas de clientes del estudio contable donde trabajaba. Nunca llevo D.N.I. y me aceptan hasta la cédula vencida del año 1996!!! No me considero corrupta, pero pruebo y generalmente zafo. ¿Cómo solucionamos esto? Esta es la cuestión!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. No dire quien es el periodista porque los arg. somos, ademas, prejuiciosos. Decia este hombre por radio que antes al hablar de paises ordenados, con respeto institucional, cierto orden civil, etc. pensabamos en USA o alguna nacion europea. Hoy podemos mirar a diestra y siniestra y veremos ejemplo de pujanza y orden publico, civil y legal: Uruguay y Chile.

    A los pocos dias que la sra. PRESIDENTE anuncio los nuevos DNI, acudi a hacerme el mio. El de la sra. K tardo 5 dias pero el mio casi 1 mes y medio y llego a mi casa con errores cuando me hicieron verificar 2 veces la informacion. Ahora debo concurrir nuevamente bla bla bla.

    Pero en esta ocasion quiero dedicarme a la empresa OMINT. Nos encontramos en el exterior con una amiga que sufrio un accidente. Ellos le habian informado que con solo una llamada de cobro revertido, indicarian donde ir. No logramos el cobro revertido por lo que hicimos el llamado a nuestro cargo. Se lo hicimos saber al operador. Debimos llamar 6 veces (si, 6 veces) en un lapso de hora y media porque jamas nos devolvieron el llamado. En el ultimo, el mismo operador (un tal Juan Pablo) gritando me recomendo que fuera a una clinica, pagara todo y, a la vuelta, presentara las facturas. Llegamos al hospital que nos recomendo y OH, el fax de autorizacion no habia llegado aun. Un septimo llamado para ser tratadas igual. Respuesta: no conseguimos comunicarnos cuando yo estaba al lado del fax. Dos horas tardo la derivacion atendidas por un inoperante y cero empatico telefonista. No se supone que en salud deberian contener al paciente. Mas aun cuando el lema de la empresa OMINT es calidad humana...........

    Me dio vergüenza ser argentina. Todo los soluciono, luego, la empleada de contacto del hospital donde estabamos. Lo hizo con cariño y escuchandonos desesperadas y solas dada la situacion.

    Sandy

    pd. cambien a otra pre paga :)

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Actualizo con las últimas noticias.
    Antes de irme llamé al banco pidiendo que la tarjeta fuera enviada a Gálvez donde siempre hay gente que pueda recibirla (por lo que le quitaría la excusa a OCA)
    Me pidieron 5 días hábiles, además de una autorización firmada para que cualquiera en la casa pueda recibirla.
    Pues bien, como los milagros también existen, ayer, al primer día hábil, la recibí!!
    ¿Qué pasó?, pregunté... ¿no estaba en Buenos Aires mi tarjeta?
    No, contestó alegremente el empleado de OCA, "nunca se movió de Santa Fe".
    Citando al gran Charly: SAY NO MORE!

    ResponderEliminar